01 abril 2012

Fruncido a partir de doble pespunte

fruncido ruchado ruffles fruncir
El fruncido a partir del doble pespunte o doble bastilla es el clásico recurso utilizado en costura para lograr varios fines, entre ellos embeber copas de manga, escotes o piezas grandes que deben ajustarse a piezas más pequeñas. También cuando trabajamos con copas o puños abombados o faldas amplias fruncidas a la cintura y aplicada a una cinturilla, y así nos encontraremos en el camino diversas utilidades. En el siguiente tutorial veremos cómo elaborar un sencillo fruncido.

Enhebre la máquina y seleccione la puntada más larga. Haga algunas pruebas sobre recortes de tela. Para empezar a coser, mantenga tirantes los dos hilos, el superior y el inferior, y sostenga con firmeza la tela mientras va pasando (sin tirar) por debajo del prensatelas.

Seleccione la puntada más larga

Afloje la tensión el hilo
Tenga en cuenta que, cuando se trabaja con la puntada más larga, la máquina puede arrastrar indebidamente la tela si no se controla ésta. Debe hacer estas puntadas con calma y lentamente, cuando se trata de piezas muy largas, pues si llegase a romper la puntada antes de llegar al otro extremo, tendrá que repetir desde el principio. El hilo debe quedar en una sola pieza sin roturas ni empates en el trayecto.