15 noviembre 2012

Forro protector para las sillas del comedor

Sucede con mucha frecuencia en casa cuando tenemos niños pequeños o mascotas, debemos proteger nuestros muebles para que ellos puedan estar libres y cómodos a la vez que mantenemos la tapicería de las sillas en el mejor estado posible.

Una forma de protegerlos es colocar trapos, paños o trozos de sábanas sobre ellos, sin embargo, no resulta muy agradable en la decoración este tipo de soluciones rápidas, así que a continuación encontrarán un tutorial para que ustedes mismos confeccionen unos forros quita y pon para sus sillas del comedor.

Estos forros consisten de un cuadrado de tela con elástico y abrazaderas en la parte posterior para sujetar.  Recomendable confeccionarlos con telas que resistan el lavado frecuente.


Confección:
  • Lo primero será tomar las medidas y realizar la figura geométrica que corresponda a dichas medidas y la forma de sus sillas.
  • Presentar el patrón sobre la silla e ir cortando para darle forma a la abrazadera.
Si es muy parecida a la de la foto, pues este esquema de patrón le puede ser de utilidad, éste mide 54 cm por cada lado.


Una vez tenga listo el patrón pula todos los cantos externos con puntadas de zigzag.


Recorte un par de refuerzos para las abrazaderas incluyendo márgenes para dobladillos internos de 1cm.  En nuestro ejemplo trabajamos con cuadrados de 17 cm.


Encare los derecho y prenda con alfileres.


  • Una con un pespunte por todo el contorno de la abrazadera como muestra la línea punteada en la foto.
  • Dejar 3 cm para la jareta y 1 cm de dobladillo para el respaldo.




  • Recortar la abrazadera como se muestra en la secuencia de fotos.
  • Hacer piquetes en las esquinas internas
  • Recortar las puntas en la esquinas externas


Volver por el derecho y pasar doble pespunte para reforzar bien esta parte, ya que soportará bastante tensión por el uso y abuso.


  • Fije con pespunte reforzado (pasar y retroceder la untada unas tres veces) tomando juntos la tela, el forro y entre ellos el elástico, en ambos extremos (vea la fotografía)
  • Cierre los ángulos que forman las esquinas del frente
  • Formar la jareta doblando los 3 cm para ello y embutiendo al mismo tiempo el elástico, trate de no tomarlo con las puntadas, debe quedar libre.
  • A medida que forme la jareta, tire del elástico, de modo que se vaya frunciendo por donde ha pasado el pespunte.


  • En el respaldo aplique una tira de refuerzo de las que se usan para cortinaje, esto evitará que el tejido seda por la tensión del uso. 
  • Introduzca parte de esa cinta entre la tela y el forro.
  • Pespuntee por todos los contornos.


Aplique el velcro, la parte que tiene los ganchos por el revés de cada costado y el lado que tiene la fibra por el derecho del respaldo.