08 junio 2015

Viellas, jacquard, pique de La Moda en Tela


Desde hacía un tiempo que me mataba la curiosidad por comprar telas por internet, mis primeras opciones fueron a USA pero las dos tiendas más famosas entre las blogueras de esa zona no hacen envíos a Chile, así que me fui a navegar por España (en Internet por supuesto) toqué algunas puertas y la respuesta común -igual que con las revistas- el problema del envío por Correos.

Ya hace varios años que conozco a Mónica García de La Moda en Tela, de aquellos tiempos del antiguo foro de Burda.  Hace poco que lanzó su tienda online y nos aventuramos a hacer negocios.

Vendedor:                            La Moda en Tela (España)
Costo total por 9m               107 euros
Costo del envío                    **
Tiempo de llegada:              20 días
Empresa de envíos:             Correos España
Experiencia:                        100% recomendada



La Moda en Tela tiene un pequeño catálogo de géneros espectaculares como viyelas, piqué, jacquard y más en varios estampados y colores.  Con un atractivo envío gratis, pero dentro de España


En un principio había armado un pedido grandísimo, porque una era más bella que la otra y de a poquito en poquito  el pedido se volvió enorme. Ya con cabeza fría comencé a filtrar y a quedarme con algunas pocas.


Crónica de mi experiencia de compra online:

  • Día 15/05: hice el pedido en la página web y ese mismo día hice el pago con Paypal.
  • Día 16/05: confirma envío por Correos de España
  • Día 19/05 sale de España
  • Día 04/06 Llega a Puerto Varas (Chile) a través de Correos de Chile
En total 20 días calendario desde el momento de la compra, nada mal para ser el servicio más económico. **Mónica se hizo cargo del costo por envío en favor de nuestra amistad, pero yo estimo por el peso que debió ser aproximadamente 35 euros o más.


Resultado e la compra:

Obviamente desde un principio estaba muy clara que no se trataba de una compra tipo outlet ni tampoco baratijas.  También, que la comodidad de comprar desde casa y no tener que ir a Puerto Montt a encontrar lo mismo que en Santiago, sin ánimo de menospreciar pero tampoco vamos a tapar el sol con un dedo, que encontrar telas bonitas (que no sean espectaculares lanas y casimires chilenos) por estos lados es difícil (no imposible quizás) pero es que se requiere paciencia de santo para ir al caos de Independencia, así que bien valió la pena esta inversión.

En cuanto a las telas:

Y en eso voy a ser muy honesta, desde que estoy en Chile no había visto algodones de tan buena calidad y diseños para prendas de vestir -que a mi parecer- son hermosos.

Jacquard Pasley Lila: Se llaman jacquard por el tipo de tejido creando formas y relieves en la tela y Pasley esas figuras que parecen bacterias, de hecho también se le llama estampado de bacteria o ameba y en otros países estampado cachemira. ¿Qué tengo en mente con ella? algún tipo de chaqueta.


Viella Estampada: Es un género parte poliéster, parte algodón de textura muy suave, el estampado es impreso, de caída suave y si se trabaja al bies quedará espectacular. Las flores siempre está de moda, pero lo que cambia -me parece a mi- es el tipo de flor o diseños de flores. A mi particularmente me fascinan los estampados sobre colores muy claros crema o blancos coloreados, preferiblemente. Para éstas definitivamente blusas y ustedes morirán diciendo ¡¿Blusas, está loca?! tela tan bella merece un hermoso vestido, lo se, pero vestido sin zapatos no va a ninguna parte.



Brocado Puntos AzulesPor internet es muy difícil poder apreciar y sentir las telas, así que uno confía en su instinto y en lo poco que pueda saber de ellas.  Lo que me llamó la atención de este tejido fue que pude visualizar alguna prenda mostrando tanto el derecho como el revés, un particular efecto positivo-negativo. Lo primero que me vino a la mente con esta tela fue un conjunto al estilo de la colección primavera-verano 2014 de Chanel con cinturitas apretadas, falda abullonada y blusa corta, pero ni modo será otra cosa lo que me haga.


Y por último:

Piqué blanco: Tenía años de años que no veía este género y debo admitir que cuando lo usé por primera vez allá por los 80's para la ropita de mi primer hijo, a hoy, ha cambiado mucho.  Éste es de una suavidad divina, no es tan rústica como la de aquellos tiempos, quizás no sea 100% algodón porque no se arruga tanto como la antigua. ¿Su destino? alguna camisa tipo Carolina Herrera.


CONCLUSIÓN:

Haciendo una cuenta rápida y redonda el costo por metro fue de 12.000 pesos chilenos aproximadamente ¿caro o barato? pues considerando que estoy a 10 horas de Santiago y el pasaje en bus me cuesta poco más de 50.000 pesos más el gasto de estadía y movilización para encontrar estas mismas telas (que lo dudo) en alguna parte de Santiago, estoy más que satisfecha con mi compra. De echo ya estoy armando otro pedido.