20 febrero 2011

PRESILLAS DE TELA. Método 1: Tiras al bies con costura externa

Las presillas de tela se convierten en un toque especial en la confección de una prenda. Se usan para botones grandes y pequeños. Varios son los métodos utilizados para la confección de las mismas. A continuación les traigo un tutorial ideal para confeccionar presillas de tela con tiras individuales al bies, utilizando géneros rígidos con cuerpo como algodones, popelina, Jacquard entre otros.

Botón plano: Mida el ancho del botón y corte las presillas aumentando a cada una 2 cm (1 cm de cada lado) para el margen de costura.


Botón abombado: Medir altura, ancho y agregar 2 cm para márgenes de costura (1 cm para cada lado)


Determine el ancho y largo deseado para las presillas. Mientras más delgada sea la presilla más delicado será el trabajo. Sin embargo, considerando que será la primera vez que los confeccionará, le recomiendo que utilice un género con cuerpo que no se deshilache demasiado.

Un tamaño estándar serían tiras de 2,5 de ancho por 6 cm de largo (incluidos los márgenes de costuras), tamaño terminado 0,7 mm de ancho y 3 cm de curva.


Doble longitudinalmente cada tira enfrentando el revés, marcar el centro con la plancha


Volver los cantos largos de la tira hacia el centro y marcar con la plancha.


Doblar nuevamente por el centro longitudinalmente y pasar un pespunte a 0,2 milímetros


Antes de cortar las presillas, haga una prueba pendiendo una presilla en el canto de la tela para poder comprobar el tamaño, pasando el botón a través de él, ajuste y si es necesario marque el nuevo tamaño.


Según las indicaciones del patrón que utilice, marque el centro delantero de la pieza derecha y la distancias entre cada presilla. Prenda con alfileres o puntadas a mano las presillas sobre el derecho de la tela.


La costura de la presilla deberá estar en el interior de la curva, mientras que los extremos apuntarán hacia el canto del cierre (siempre por el derecho de la tela).


Pase un pespunte a través de las presillas. Coloque la vista -encarando los derechos- sobre las presillas, fije con alfileres.


Por el revés del delantero (no de la vista) pasar un pespunte, tomando como guía la costura con la que se prendieron las presillas.




TEMAS RELACIONADOS
Transformación de vestido 127 Burda a blusa