03 septiembre 2014

Blusa Medieval Confección

Ya vimos cómo obtener el molde de costura a partir de una camiseta o franela usada.  Ahora procederemos a la confección que es bien sencilla.  En aquellos tiempos del medioevo todo este asunte era manual lo que implicaría largas jornadas de trabajo de día a la luz de las velas o antorchas, vaya que afortunados nosotros y nuestra modernidad.

Esta blusa o modelo de blusa era común entre hombre y mujeres pues era un básico que se usaba debajo de todas las demás prendas que distinguían a ambos sexos. Muy común el uso de infinidad de ojales, presillas y jaretas para ajustar la prenda en ciertas partes del cuerpo principalmente para dar comodidad o practicidad.  La verdad que ignoro la historia sólo me valgo de mi sentido común para lucubrar sobre el asunto. 


Confección:
  • Cierre los costados del cuerpo, dejando libre de costura aproximadamente 15 cm hacia el dobladillo, para hacer aberturas laterales. IMPORTANTE: A lo largo de estos 15 cm debe dejarse el doble de margen de costura.
  • Pula o surfile los márgenes por separado y planche abiertos.
  • Con la plancha marque el margen de la abertura hacia dentro.
  • Doble los márgenes y pase un pespunte a 7 mm del doblez de la abertura.

Marque el dobladillo doble con la plancha y fije con pespunte a máquina.

  • Cierre la costura interna de las mangas, filetee o pula los márgenes juntos y planche hacia la espalda.
  • Realice un dobladillo en la boca manga
  • Confeccione dos ojales en la mitad posterior de la manga, a 6 cm del canto.
  • Corte una tira de 3 cm de ancho y que tenga de largo el contorno de la manga más 2 cm de margen de costura
  • Cierre el canto corto de la tira.
  • Sobreponga la tira alrededor de la manga encarando derecho con revés respectivamente y ubíquela a 5 mm de los ojales, prenda con alfileres.

Pase un pespunte por todo el contorno.

  • Doble la tira exponiendo el lado derecho y meta 1 cm hacia la jareta.
  • Una con un pespunte a máquina a lo largo del contorno.

  • Prepare una tira de amarre de 3 cm de ancho por 1,20 m de largo.
  • Doble a la mitad por todo el largo y meta los orillos hacia el doblez
  • Pase un pespunte tomando todos los dobleces juntos.
  • Abra los ojales.
  • Introduzca la tira por uno de los ojales con ayuda de una pinza de cejas, gancho de alfiler, de pelo o algún artilugio de costura específico para esa tarea.
  • Saque la tira por el otro ojal y realice un nudo en cada extremo.
  • Una cada canesú por los hombros, no hace falta surfilar sólo planche los márgenes abiertos.
  • Coloque un canesú dentro del otro enfrentando los derechos.
  1. Realice un doble pespunte muy juntito en la parte central del canesú delantero 11 cm aproximadamente. Dejando aproximadamente 2 mm de separación.
  2. Recorte justo entre los 2 mm llegando lo más cerca posible del vértice de la costura.
  3. De vuelta por el derecho y planche para asentar.
  • Frunsa con doble pespunte los cantos superiores de las mangas y cuerpo, reduciendo hasta que todos juntos coincidan con el contorno inferior del canesú.
  • Aplique las mangas al cuerpo, surfile los márgenes juntos.
  • Introduzca el canesú en el cuerpo encarando los derechos, fije con alfileres haciendo coincidir las marcas de aplomo.
  • Aplica un tira cortada al bies a todo el contorno del escote, envuelva los extremos del escote con 2 cm de la cinta.
  • Recorte el sobrante de tela para evitar bultos.
  • De vuelta al bies hacia el revés de la blusa y fije con pespunte a máquina.

Confeccione seis ojales por donde pasará una cinta de lazada confeccionada tal cual como se explico para las mangas.


VI Encuentro Medieval Santiago de Chile 2014




Temas relacionados:

Trazado del Molde