09 enero 2012

Equipo para un buen planchado

Un planchado cuidado en cada etapa de la confección garantiza un mejor aspecto de la prenda al tiempo que facilita el proceso de costura.  Existen tres etapas de planchado: antes de cortar la tela para alisar y preencoger (aunque antes es aconsejable hacer un lavado de la tela) y así disponer de forma exacta las piezas del patrón, durante la confección se plancha la tela en cada etapa para asentar costuras y dar forma, al terminar la labor se da un último y cuidadoso plancha final a la prenda.


Equipo para planchado

La plancha:  Indispensable una plancha de vapor con rociador y una amplia gama de temperaturas que se acomoden a la tela.  También es importante que cuente con el mayor número posible de salidas en la placa, por lo menos 20 orificios, pues con ello nos aseguramos una mejor distribución del vapor y no se marquen las salidas de éste en la prenda.

La mesa de planchar: Comúnmente se dispone de una tabla de planchar portátil en la mayoría de los hogares, sin embargo prefiero optar por una superficie más estable  como la mesa del comedor o alguna estructura sólida , pero en esto ya influye la disposición de espacio en su casa.  Así que cualquiera sea la superficie que destine para esta labor, la misma debe ser completamente plana, estable y que resista altas temperaturas y humedad.

Tabla para planchar mangas (llamado también manguero): Entre las superficies de planchado se encuentra este accesorio que resulta muy útil, se asemeja a una mesa de planchar en miniatura y resulta muy práctica para asentar costuras, detalles en zonas pequeñas y angostas como mangas, las piernas de los pantalones y los escotes.



El vapor de mano: es una plancha de vapor liviana que concentra el vapor en una zona, a una baja temperatura. No requiere de paño para planchar, aún cuando se plancha por el derecho de la tela.  Es muy útil para pinzas, costuras, pliegues y dobladillos.

Guante o manopla de sastre: Se emplea para planchar zonas con forma como las costuras curvas, las pinzas, cuello o la parte superior de las mangas.  Hoy día existen en el mercado variedad de modelos y en materiales muy resistentes al calor, pero si prefiere hacerlas en casa vean cómo se hace.

El paño de planchar: Ideal es contar con tres diferentes gruesos: percal, popelin y muselina son los más apropiados.  Aunque estas nuevas tecnologías se encuentran algunos de materiales bien revolucionarios.  Hágalos lo suficientemente grandes para usarlos un buen rato sin necesidad de humedecerlos continuamente 1m x 50 cm es un tamaño adecuado. ¿Quiere saber algo más sobre el paño de planchar?

Cojín de costura: es un cojín cilíndrico de relleno firme para asentar costuras. El volumen de la tela cae a los lados y nunca toca la plancha, evitando que la costura se marque por el derecho de la tela.



Temas relacionados: