11 enero 2014

Aplicación de cuello tipo babero


Blusa con escote tipo babero bordado con cuentas de colores. Instrucciones de confección.

Suele sucederme que a veces me empeño en proyectos que superan mi paciencia y éste es uno de esos. Podría haber realizado la blusa en dos partes el cuerpo y el cuello y luego unirlo con algunas puntadas por los cantos, pero en mi empeño en lograr las terminaciones más prolijas, se me ocurrió embutir todas las costuras para que no se vieren por el revés.  Así que le dejo ese dato, pues al ver la siguiente explicación le parezca muy complicado.

En el Armado de la Blusa Halter explicamos las transformaciones y la confección del cuerpo, ahora veremos como aplicar el cuello tipo babero.


IMPORTANTE: recuerde usar este género que he recomendado "bambula" ya que su plisado da bastante elasticidad a lo ancho y tiene una caída muy favorecedora.

Procedimiento:

Prenda el canto inferior del cuello al canto superior de la blusa encarando los derechos y haciendo coincidir los centros y línea de tope. El Prender con alfileres. Pespuntear.



Vistas escote posterior:
  • Por el revés de la blusa prender las vistas del cuello.
  • Pespuntear tomando todas las telas juntas por el canto inferior del cuello.
  • Recortar el margen de costura hasta reducir a unos 3 mm.

  • Meter la blusa entre la vista y la tela del cuello.
  • Prender con alfileres ambas piezas por el canto superior y el canto corto del centro.

Hacer algunos cortes, para evitar que el cuello tire cuando demos vuelta.


Volver el cuello por el derecho, planchar para asentar las costuras.
Repetir lo mismo con el otro lado del cuello.


Vista escote delantero:

Aplicar la vista en el cuello delantero como se hizo en el paso anterior.


Meter la blusa entre las piezas del cuello y prender con alfileres el canto superior del cuello hasta llegar a unos 3 cm antes del piquete del centro.

  • Pespuntear teniendo la precaución de no pillar la tela del cuerpo.
  • Hacer algunos cortes en la curva del cuello.
  • Dar vuelta por el derecho y planchar para asentar las costuras.

Vuelva hacia dentro unos dos centímetros de las piezas del cuello de la espalda (línea de hombro).


Introducir allí un trozo del cuello delantero, fíjese que coincida tela con tela y vista con vista por los derechos.


Por la abertura que ha quedado en el cuello delantero introduzca su mano y tome los trozos de hombro que ha embutido, hale hacia la abertura y saque lo más que pueda.


Ajuste bien las costuras y línea de hombro.  Una con un pespunte todas las telas.  Recorte los márgenes de costura hasta reducir a unos 3mm y sesgue las esquinas.


Vuelva todo nuevamente por el derecho y planche.


Cierre con algunas puntadas escondidas.



Bordado:
Elija cuentas de colores o piedras acrílicas de su preferencia, teniendo en cuenta que no sean muy pesadas.
Bórdelas a la tela del cuello tomando grupos de tres cuentas y cósalas de forma desordenada.